XVII ISA World Congress of Sociology, Sociology on the move, Gothembur, Sweden, July 2010

Menu:

Prioridades

Michel Wieviorka, Presidente de la AIS
Hans Joas, Vicepresidente del Programa
Ulla Björnberg, Presidenta del Comité Local Organizador


La sociología en marcha

El determinismo está muerto en las ciencias sociales. A pesar del gran interés en las estructuras y mecanismos sociales, en sus formas de perpetuarse, todos sabemos que el hombre no está totalmente dominado por ellas. El mundo cambia, y ese cambio depende en gran medida de la acción e imaginación del hombre.

Para que la sociología siga siendo útil tiene que contribuir a entender ese cambio, y cambiar también ella misma. La sociología está en marcha y tiene que estar porque el mundo, las sociedades, los actores colectivos e individuales lo están.

Nuestro congreso, dedicado a este tema, se concentrará en los acontecimientos y temas que no siempre han sido el lado más fuerte de la sociología, pero que son de máxima importancia para la comprensión de la situación actual.

1. Violencia y guerra

Muchas veces, debido a puntos de vista liberales y progresistas, los sociólogos han descuidado este tema. Cuando desaparece el sueño de una paz duradera, es necesario ocuparse de problemas tales como “nuevas guerras”, terrorismo, proliferación nuclear así como limpieza étnica, violencia de género, y las dificultades de oponerse de forma organizada a la violencia.

2. Desarrollo sostenible

Las causas y consecuencias del cambio climático, el escándalo de que haya hambre en el mundo, la escasez de energía y agua, los nuevos fenómenos como la ingeniería genética, son problemas cada vez más importantes dentro del campo de interés de la sociología. No pueden ser confiados a los economistas y a los estudiosos de las ciencias naturales. Cada vez más y más personas se preocupan por el futuro de la humanidad y el planeta, y el desarrollo sostenible es una importante perspectiva analítica y normativa.

3. Mundos de diferencias

La idea de que la modernización conduce hacia un mundo totalmente homogéneo, que hay un método óptimo para alcanzar la modernidad, está perdiendo fuerza. La modernización de grandes zonas del mundo fuera de Europa y Norteamérica revela el etnocentrismo del discurso anterior, lleva, a su vez, a nuevos estudios para explicar el ascenso de Asia, el papel de las antiguas tradiciones culturales en las “múltiples modernidades”, y la diversidad interior de “Occidente”.

4. Acción e imaginación

Los nuevos avances en biología y la aparición del campo transdisciplinar de “estudios culturales” representan un serio reto para los conceptos básicos de la teoría sociológica. La sociología debe responder de manera creativa a esos retos. También tiene que responder a los cambios fundamentales en la vida cotidiana, tales como la creciente importancia de las imágenes y la comunicación y de la realidad que se vive en el mundo virtual.

5. Religión y poder

La sociología está a punto de abandonar el supuesto de que la modernización conduce inexorablemente hacia la secularización. La religión ha dejado de ser considerada como un impedimento para el progreso y modernidad. A eso se debe el creciente interés en los movimientos sociales inspirados en la religión, en la instrumentalización política de la religión y en la dinámica de la experiencia religiosa y su articulación.

“Sociología en marcha” significa que nuestra disciplina contribuye a la comprensión de nuestro mundo, definiendo nuevos objetos de investigación, creando nuevos métodos y revalorizando su rica herencia. Esto implica una nueva apertura hacia otras disciplinas y hacia problemas normativos. La Asociación Internacional de Sociología ofrece una inmensa variedad de enfoques en cuanto a culturas, género y generación. Todos ellos contribuyen a la vitalidad de nuestra disciplina.